Las siete familias de Jolastokieta seguirán realojadas durante los próximos días.

Una de las familias pasará entre dos y tres semanas en un piso de acogida cedido por el Ayuntamiento. Las otras seis podrían volver el próximo lunes y se les ha ofrecido alojarse en un hotel.

Las siete familias que se han visto afectadas esta madrugada por un desprendimiento en Jolastokieta pasarán varios días realojadas. En una reunión que han mantenido con los vecinos la concejala de Infraestructuras, Nora Galparsoro, la directora de Bienestar Social, Tere Barrenetxea y el director de Mantenimiento y Obras, Juan Ortiz de Zarate han explicado la decisión.

A la reunión han acudido todos los afectados excepto los propietarios de una vivienda que no estaba ocupada, por encontrarse en obras.

Según el informe técnico, en el bloque de los portales 8, 10 y 12, en el que vive una sola familia, el desalojo durará entre 2 y 3 semanas, que será el tiempo que dure la obra de contención que se hay que levantar, hasta rehacer definitivamente el muro. Esta familia ha pasado esta noche en casa de otras personas, pero a partir de hoy podrán hacerlo en un piso de acogida del SMUS (Servicio Municipal de Urgencia Social).

El resto, las seis familias del 14 y 16 tendrán que esperar a realizar un proyectado de hormigón sobre la ladera, para asegurarla y desviar aguas fecales y pluviales. Si todo va según lo previsto, podrán volver a casa el próximo lunes. A todas ellas se les ha ofrecido pasar estas noches en un hotel.

Los vecinos podrán entrar en el edificio del 14 y 16 para recoger algunas cosas a lo largo de la tarde y mañana por la mañana, según la disponibilidad de cada persona. Las de los portales 8,10 y 12 han podido entrer esta mañana a por medicinas. Esta tarea estará coordinada entre la Guardia Municipal y el departamento de Obras. En las condiciones actuales, según los informes no hay peligro de derrumbe.

El Ayuntamiento se hará cargo de los gastos de realojo de las familias que se han visto afectadas

Publicada el 02/08/2012